Proteger la PCB y darle un buen acabado 3.13/5 (3)
3.13/53

Proteger la PCB y darle un buen acabado

Sólo se me ocurre 2 formas de hacer eso, o aplicar la mascara antisolder que nos vende el mercado en sus versiones de máscara normal o máscara fotosensible, o hacer un apaño casero.

A mi me encantan los apaños caseros, no sólo por el ahorro, si no por la disponibilidad inmediata o casi.
No es lo mismo poder hacerlo tu mismo, con 4 cosas del supermercado de la esquina, que tener que esperar un producto de china, que es caro, que puede pasar por aduana, que tarda un mínimo de 25 a 30 días, y que la aduana puede retrasarlo a casi el doble.

Me gusta mucho el acabado de la mascara antisoldante comercial, pero no es precisamente económico y accesible. Así que voy a explicar la parte casera.

Hay 2 modos posibles, en la que podemos proteger de forma casera la PCB contra intemperie y el paso del tiempo, y darle además un acabado un poco más “cool”.

  • Bañar las pistas con estaño.
    Hay 2 formas de hacerlo, o con estaño en crema, opción comercial y difícil de encontrar, o aplicar unas pinceladas de colofonia a toda la placa, lo cual dejará la placa PCB como barnizada.
    Con ese fino barniz, aplicaremos un puntito de estaño y lo estiraremos por todas las pistas.
    Una sola gota nos da para muchísimo trayecto, y hay que estirarla todo lo posible para que la capa de estaño quede liso y uniforme, sin capas gruesas ni pegotes.
    Después de haber cubierto todas las pistas, pasaremos la esponja de acero, para pulir el estaño y sus superficies irregulares, quedará pulido y brillante.
    También le puedes frotar con una última capa de pasta de dientes colgate de la de toda a vida, esa que huele tan fuerte.
    Si dejamos partes de la placa sin estañar, dibujos, lineas, letras y demás, conseguiremos un contraste entre el color cobre y estaño, con un aspecto muy brillante e impresionante.
    Al terminar este proceso debemos limpiar la placa para quitar los restos de colofonia, que quedará pegajosa y con mal aspecto. (Se puede quitar con quita esmaltes)
  • Barniza la placa con colofonia.
    La colofonia es un producto que se extrae de la resina del pino, es bastante natural y queda como un barniz.
    Se suele vender en formato sólido, como si fuese una piedra natural, y nosotros tenemos que diluirlo y convertirlo a un formato que podamos aplicar a la placa con un pincel. Tan fácil como poner unos granitos en algún bote, con un poco alcohol o acetona para que se derrita y se diluya.
    Aunque cuando yo empecé a usarla con ese fin, y que muchas webs hablaban maravillas de la colofonia, a mi me quedaba un aspecto feo, pasaba de no notarse a notarse demasiado porque ensuciaba y se tornaba oscuro y pegajoso.
    El truco está, y lo he descubierto por accidente, pasarle el secador, o ponerlo delante de una estufa, supongo que cualquier fuente de calor sirve.
    El calor deja la colofonia seca del todo, sin esa viscosidad desagradable, y con un aspecto brillante muy bonito.

Puedes hacer la combinación de los 2 métodos, pero quizá no tenga mucho sentido.

Por favor valora

Deja un comentario